Volver a los origenes: Limosano

El otro dia me contaste cuando ibas caminando con el trigo en la cabeza de Limosano a  Campobasso para venderlo.

Hoy me tomo un bus que tarda 40 minutos, y ese camino que hiciste lo hago yo, pero sentada. Que fácil es mi vida ahora, y que difícil fue la tuya.

Todo lo que hiciste, por todo lo que trabajaste, hoy estoy en donde estoy. Visitando tu pueblo, viajando por el mundo, cumpliendo mis sueños.

Hoy puedo cumplir mis sueños porque vos no pudiste cumplir los tuyos, porque tal vez no tenías sueños o no te permitieron tenerlos. Lo tuyo siempre fue trabajo duro y ahorro.

Continue reading